A propósito del agua y la COP25

Andrés Pinto
Encargado de Seguimiento Legislativo Fundación Newenko
Hace unos meses se llevó a cabo la Conferencia de Bonn, en Alemania, en donde se establecieron los temas a tratar en la próxima COP25 a celebrarse en nuestro país durante el mes de diciembre.

Los temas convenidos por las partes fueron, en primer lugar, zanjar lo relativo al artículo 6 del Acuerdo de París, sobre el mercado de bonos de carbono, el cual empezaría a regir en diciembre del próximo año. Por otra parte se discutirá sobre el Mecanismo Internacional de Varsovia, herramienta que busca ver las acciones para enfrentar el daño y las pérdidas que genera el cambio climático. En tercer lugar se propondrán nuevas metas de reducción de emisiones y en qué se comprometen a avanzar los países participantes sobre esta materia. Por último, será la gran oportunidad para validar y utilizar el trabajo científico impulsado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), para que este sea una referencia basal a la hora de tomar decisiones.

Por otra parte cabe recordar que Chile asumirá la presidencia de la COP el día 2 de diciembre de 2019, la cual ejercerá durante todo el año 2020 hasta la próxima conferencia de las partes. La presidencia estará en manos de la actual Ministra de Medio Ambiente, quién busca impulsar durante su periodo temas relacionados a los bosques, los océanos, la Antártica, biodiversidad, adaptación, ciudades, electromovilidad, energías renovables y economía circular.

Sin lugar a dudas que todos los temas planteados tanto desde la Conferencia de Bonn como los que pretende impulsar la presidencia de la COP son de real importancia, pero igualmente no deja de llamar la atención el poco carácter regional que pueda tener una conferencia de estas características, toda vez que el asunto del agua y de la gestión hídrica, que nos afecta fuertemente como país, no está siendo considerado, más allá que se trate de forma tangencial dentro de los temas seleccionados.

Que la COP no se haga parte de este tema enciende las alarmas para las regiones que sufren sequías fuertes y continuas, debilitando de alguna manera el llamado a reconocer el derecho humano al agua, y la relación que tiene este tema con el cambio climático. Desde Fundación Newenko creemos que Chile sería un escenario idóneo para hacer un llamado fuerte a nivel mundial en relación a esta crisis, con el fin de revisar o cambiar nuestros modelos de gestión hídrica que tanto han afectado el acceso al agua y a los ecosistemas en general.

De esta forma, y con la COP a pocos meses de realizarse, nos queda hacer un llamado a nuestro gobierno para que bajo las herramientas que pueda tener, como por ejemplo la negociación que se llevará a cabo para el reconocimiento al trabajo realizado por el IPCC, se pueda poner el tema sobre la palestra y llamar la atención a los estados partes.

Por otra parte, si bien el tema no estará bajo los ejes a tratar por la COP, ni se vislumbra como uno de los puntos a impulsar por la presidencia del año 2020, sí podemos utilizar la instancia que nos da esta conferencia para avanzar en temas internos relacionados al agua, aprovechando el contexto de este encuentro, en donde los ojos del mundo estarán observando al país. De esta forma, sería una gran oportunidad para que por ejemplo se declare a Chile bajo “Emergencia climática” y se tomen medidas radicales para hacer frente a esta realidad, que como sabemos, nos afecta de forma particular.

Al mismo tiempo es necesario hacer un llamado a nuestro congreso nacional, para que la discusión sobre la reforma al código de aguas y sobre cualquier ley que toque temas relacionados con este elemento, tenga como pilar el cuidado de los ecosistemas presentes en nuestro país, porque sin estos el derecho humano al agua, principio fundante de la reforma, nunca podrá asegurarse.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *