Monthly Archives: November 2016

 

imageLuego de una extensa jornada de debate, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que reforma el Código de Aguas. Entre múltiples materias, la norma establece que los derechos aprobados o reconocidos anteriormente seguirán vigentes, pero podrán extinguirse por no uso.

La iniciativa (boletín 7543) fue ampliamente analizada en tres comisiones: Recursos Hídricos, Agricultura y Hacienda, antes de presentarse en la Sala de la Cámara. Sus líneas centrales son: reforzar el carácter de bien nacional de uso público del agua; reconocer las diversas funciones que el vital elemento pueda cumplir; permitir al Estado resguardar que en todas las fuentes naturales exista un caudal suficiente y limitar el ejercicio de los derechos de aprovechamiento; y establecer, sin perjuicio de los actuales derechos de aprovechamiento, un nuevo tipo de permiso para el uso del agua, denominado concesión, intransferible e intransmisible, que se orienta a las funciones esenciales y prioritarias del recurso.

Los derechos de aprovechamiento, que se otorgan en función del interés público, podrán ser limitados en su ejercicio. Se define un límite de 30 años para el goce de la concesión, aunque ello será conforme a los criterios de disponibilidad de la fuente de abastecimiento y/o de sustentabilidad del acuífero, por lo que la autoridad puede definir un plazo menor.

La propuesta también expresa que no se podrán constituir derechos de aprovechamiento en glaciares y que, en el caso de los territorios indígenas, el Estado velará por la integridad entre tierra y agua, y protegerá las aguas existentes para beneficio de las comunidades indígenas, de acuerdo a las leyes y los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes.

La reforma pone el uso para consumo humano, el uso doméstico de subsistencia y el saneamiento como la principal función para el agua. A estos criterios deberá atenerse la Dirección General de Aguas (DGA) para priorizar el ejercicio de los derechos de aprovechamiento.

En línea con lo anterior, el proyecto establece que, para asegurar el ejercicio de las funciones de subsistencia y de preservación ecosistémica, el Estado podrá constituir reservas de aguas disponibles, superficiales o subterráneas.

Asimismo, se determina que el Estado deberá resguardar que exista un caudal suficiente en las fuentes naturales, para velar por las funciones escénicas, paisajísticas, ambientales, sociales y de ordenamiento territorial de las aguas. En concordancia con esto, se faculta a la DGA para limitar los derechos de aprovechamiento y constituir reservas de agua, sobre las cuales se podrán otorgar concesiones de uso temporal.

Las concesiones temporales no podrán transferirse ni transmitirse. Tampoco podrán ser objeto de gravámenes, ni utilizarse para fines distintos de los que se tuvieron a la vista para su otorgamiento, bajo sanción de caducidad por el solo ministerio de la ley.

Debate

Durante el debate, el diputado Jorge Rathgeb (RN) señaló que es un proyecto deficiente, puesto que no aborda la diversidad de clima y territorio que existe en Chile. "No podemos pretender que una sola norma reglamente una realidad tan distinta", sostuvo. "Esta norma pasa a ser deficiente en su origen y en su modificación, y por lo tanto tenemos que ir buscando alternativas que puedan ir abocando cada una de las realidades, donde las modificaciones sean para optimizar el uso adecuado", tecnificando el uso del agua, concluyó.

La diputada Alejandra Sepúlveda (Ind), recalcó que "los agricultores no van a perder sus derechos de agua porque están inscritos, y menos los pequeños agricultores. Los que van a perder son los que no ocupan el agua y que tenemos el listado completo: son 9.180 que pagan patente y que hoy día tienen que devolver el agua".

El diputado Ramón Barros (UDI) indicó que nadie está en contra de establecer claramente que el agua potable es un derecho humano, pero es el 1% del total de agua que se utiliza. El legislador indicó que como sociedad no hemos sido capaces de impulsar un plan de embalses grandes, medianos y pequeños. "Mientras no seamos capaces de embalsar el agua que se pierde en el mar o una parte pequeña de aquello, vamos a estar en problemas", aseveró.

El diputado Matías Walker (DC) reafirmó que "esta reforma mantendrá vigentes los derechos indefinidos de aprovechamiento ya constituidos con anterioridad". Al respecto, aclaró que "la incorporación de causales de caducidad y distinción de los derechos de aprovechamiento no priva a ninguna persona de la titularidad de su derecho en la medida que inscriba su título en el registro conservatorio competente y haga un uso efectivo del mismo".

El diputado Enrique Jaramillo (PPD), manifestó que "el agua abarca una importancia de nivel mundial para el consumo humano. Por la protección de las fuentes de agua dulce, dejemos que la naturaleza actúe y hagamos todo con el fin de apoyar que los aprovechamientos no se mantengan en manos ociosas. Nuestro país se encuentra muy atrasado en asegurar el uso y suministro de agua a toda la población".

La diputada Denise Pascal (PS) precisó que "queremos cambiar el derecho a que el agua sea utilizada como corresponde por quien la tiene y que no la use como un sistema de especulación. Sabemos que hay agricultores serios, que usan sus aguas para riego y dan trabajo, los felicitamos, pero también sabemos que hay gente que especula y eso hay que reconocerlo".

El diputado Daniel Núñez (PC) sostuvo que "se ha especulado mucho respecto de los alcances de esta reforma. Quiero decir que esta reforma lo que está pretendiendo hacer es un uso racional del agua, poner término a la especulación. Queremos evitar que ocurra hoy día lo que ocurre con derechos no consuntivos, que son solicitados por un privado y no son ocupados y que quedan en la especulación".

El diputado José Pérez (PRSD) destacó la importancia del proyecto. "No cabe duda que el agua es un bien nacional, de uso público y que hay que cuidar, por eso tenemos que ser cuidadosos, no se trata de quitarle el agua a nadie, sino de que se use bien. Hemos planteado la necesidad de construir embalses que sirvan para satisfacer necesidades. Los derechos de agua inscritos no tienen modificación y siguen siendo definitivos", acotó.

 

El proyecto de ley que reforma el Código de Aguas fue enviado al Senado, donde deberá analizarse en segundo trámite constitucional.

 

Fuente: https://www.camara.cl/prensa/noticias_detalle.aspx?prmid=130962

ESTIMADOS

Nuestra fundación está organizando en colaboración con el Heidelberg Center para América Latina y FENAPRU Chile, este gran seminario que busca dar a conocer los principales puntos respecto a la gestión de los Servicios Sanitarios  Rurales  y que se llevará a cabo el día miércoles 07 de Diciembre.

A continuación adjuntamos el programa del evento para su conocimiento y  Los dejamos cordialmente invitados.

PROGRAMA SEMINARIO: http://newenko.org/wp-content/uploads/2016/11/Seminario-APR-pdf.pdf
Inscripciones en contacto@newenko.org. Entrada Liberada, previa inscripción. Cupos limitados

Seminario Newenko

image

     DECLARACIÓN PÚBLICA

El programa de agua potable rural en Chile ha cumplido cinco décadas, a todas luces ha sido exitoso, gracias al aporte del Estado en infraestructura y a la contribución de los Dirigentes nacionales en administración y operación de estos servicios y en forma gratuita. A la fecha existen más de 1.730 servicios de agua potable rural a lo largo de Chile, en la figura de Comités y Cooperativas, con más de 7.600 dirigentes y más de 5000 trabajadores (as), que benefician a 2.000.000 de personas aproximadamente del mundo rural. Todo ello se ha realizado a través de una gestión comunitaria, siendo uno de los elementos más importantes y centrales la asociatividad.

No obstante para lograr la sostenibilidad en el tiempo aún falta enfrentar muchos desafíos, uno de ellos es contar con agua limpia y segura para el consumo humano, sobre todo en estos tiempos de escasez. En este contexto la reforma al Código de Aguas es fundamental, pues establece el consumo humano de subsistencia y el saneamiento como usos prioritarios, estando en sintonía con el reconocimiento de las Naciones Unidas en el año 2010 del Derecho humano al agua y saneamiento, reafirmando que un agua limpia es esencial para la realización de todos los derechos humanos.

De este modo esta reforma viene a proteger el acceso al agua, velando para que este uso sea prioritario, es decir, por sobre los usos productivos, a diferencia de lo sucede hoy. Esto es relevante cuando muchas zonas del país están siendo abastecidas con sistemas precarios de agua para consumo humano mediante camiones aljibes, y que no dice relación necesariamente con la disponibilidad física del agua.

El Código de Aguas en su propuesta de reforma menciona además una serie de aspectos positivos para nuestro sector, entre ellos que los Comités o Cooperativas de Agua Potable rural podrán hacer uso de aguas subterráneas en circunstancias especiales, la reasignación del recurso cuando se declaren zonas de escasez hídrica, la exención de pago de patentes en caso que no se estén utilizando los derechos, además permite al Estado constituir reservas de aguas superficiales o subterráneas, en beneficio de las futuras generaciones de nuestro país.

Por otro lado esta reforma apunta a la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible en su numeral 6, “Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible para todos”, donde una de sus metas es “Apoyar y fortalecer la participación de las comunidades locales en la mejora de la gestión del agua y saneamiento”

Por tanto consideramos que es necesario apoyar esta reforma, que si tiene mucho sentido, pues es un primer paso para ordenar el abastecimiento de agua de forma equitativa y priorizando lo que se debe priorizar, la vida.

Somos representantes de un universo de personas que estamos asentados en las localidades rurales del país desde tiempos ancestrales, no estamos en desacuerdo con el uso del agua sino con los que sobreexplotan y lucran con ella, por tanto no estamos de acuerdo que se entregue los Derechos de Agua a perpetuidad, sin condiciones y en forma gratuita a personas o empresas que además manipulan estos recursos naturales.

No hay que olvidar que, la única agua que sigue siendo de los chilenos (as) es el agua potable rural, que esta se gestiona comunitariamente y no persigue fines de lucro.

Por lo anterior, hacemos un llamado a los Parlamentarios para que voten favorablemente esta reforma.

FENAPRU CHILE
www.fenapruchile.cl

imageFelipe Tapia Valencia

Abogado,Presidente de Fundación Newenko

Este 22 de noviembre, la Cámara de Diputados votará en sala, en su primer trámite constitucional, el proyecto de ley de Reforma al Código de Aguas (Boletín N° 7.543-12), con el fin de que continúe su tramitación en el Senado. Este es un proyecto que presentó un grupo de diputados el año 2011 y que, posteriormente, fue modificado por el Ejecutivo por medio de una indicación sustitutiva en octubre de 2014.

El proyecto de ley en cuestión busca, en primer término, modificar el régimen hjurídico sobre el uso de las aguas, transitando desde derechos perpetuos hacia concesiones temporales administrativas limitadas a un máximo de 30 años; modificación que correría para los pocos derechos que quedan por constituir. Por otra parte, los derechos de aprovechamiento tendrán un plazo de extinción en caso de que no se realicen obras de captación o alumbramiento en un plazo prudente; tema que hoy no sucede y que ha originado acaparamiento de derechos de aguas con fines especulativos y de mercado en general. A su vez, se busca que existan usos prioritarios a la hora de constituir derechos de aguas privilegiando los usos para subsistencia y preservación ecosistémica por sobre los usos productivos; situación que hoy se soluciona, en caso de existan dos o más solicitudes sobre las mismas aguas, con un remate al mejor postor ecológico A ello se suman una serie de consideraciones ambientales que van orientadas a mantener un equilibrio ecosistémico ...continue reading

AFICHE DERECHO DE AGUAS

La Asociación de Abogados de Chile está organizando un curso sobre Derecho de Aguas, con el fin de instruir en aspectos bases de la materia como el dominio de las aguas y las características del derecho de aprovechamiento.
Desde Fundación Newenko apoyamos la iniciativa. Es fundamental que los abogados puedan formarse en el área, dado los desafíos regulatorios, sociales y ambientales que se avecinan producto de la escasez.
La actividad se llevará a cabo los días 22, 23 y 24 de noviembre entre las 18.30 y las 22.00 horas. Tiene un valor de $40.000 para asociados y $80.000 para público general.
Para inscripciones y mayor información escribir a cursosaboch@gmail.com o llamar al 226983754.

Programa del Curso
Módulo 1. INTRODUCCIÓN AL DERECHO DE AGUAS

• Problemas relacionados al agua y políticas públicas.
• Principios del Derecho de aguas: unidad de la corriente y libre transferibilidad de los
derechos de aguas.
• Bases constitucionales del Derecho de aguas. Regulación constitucional del derecho real
de aprovechamiento de aguas, artículo 19 N° 24 de la Constitución.
• Bases legales del Derecho de aguas.

Módulo 2. EL DOMINIO DE LAS AGUAS Y EL DERECHO DE APROVECHAMIENTO DE AGUAS

• El dominio de las aguas.
• Derecho de aprovechamiento de aguas.
• Elementos del derecho de aprovechamiento:
• Fuente natural.
• Caudal.
• Punto de captación.
• Características del derecho de aprovechamiento de aguas.
• Clasificación del derecho de aprovechamiento de aguas:
• Derechos consuntivos y no consuntivos.
• Derechos de ejercicio permanente y de ejercicio eventual
• Derechos de ejercicio continuo, discontinuo y alternado.
• Modos originarios y derivativos de adquirir el derecho de aprovechamiento de aguas.