Monthly Archives: Agosto 2016

110816_ROAM__116__copiaEl encuentro contó con la participación de un centenar de personas, quienes asistieron al debate respecto de  las condiciones y retos que enfrenta el cumplimiento al Derecho Humano al Agua y su vinculación con el desarrollo de sectores productivos. Asistiendo a este expertos nacionales e internacionales que abordaron el Derecho Humano al agua y la Reforma al Código de Aguas, que hace algunos días entro al Senado.

El seminario abordó la reforma al Código de Agua que actualmente se está tramitando en el Congreso y que busca dar prioridad al consumo del agua sobre el uso de las empresas, en línea con el compromiso asumido por Chile con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

 El evento se desarrolló en virtud de dos paneles, en primer lugar, el de “Minerías y Comunidades” en el cual, Francisco Allendes, abogado especialista en minería, energía, comunidades y recursos naturales, y actual consejero general en Teck Resources Chile. Señalo que “La relación con la comunidad debe ser genuina. No solo por la vida útil que dura el proyecto, sino que también debe incluir un periodo posterior al cierre. Hoy no basta solamente con construir una escuela o un hospital, también se debe pensar en capacitación para las personas, de manera que sean parte del proyecto”.

A esto, se agrega lo manifestado por Ernesto Correa, Director Académico del ROAM quien fue uno de los moderadores del evento. Quien comento que “Hay varias normativas y planes de estandarización de prácticas que se están realizando en base a los Derechos Humanos y que, sin duda, cambia el modo de desarrollo de las industrias. Creemos que una mirada conjunta nos permitirá acercar posiciones y delinear desafíos para ir avanzando en su desarrollo y de los demás sectores productivos”.

13903164_1210227599028191_1111498271757596260_n

Mientras que en el segundo panel “Derecho Humano al Agua”, Mourik Bueno de Mesquita, asesor internacional del Instituto Bartolomé Social del Agua, de Perú. Afirmo, que “La relación entre gobierno, empresa y comunidad es compleja, cada uno aporta miradas distintas, pero en la medida que las tres partes se van encontrando, pueden lograr -en conjunto- generar condiciones para hacer algo distinto en este tipo de proyectos”.

Por su parte, Gloria Alvarado indicó que como FENAPRU esperan que el proyecto de ley garantice, fortalezca y proteja el acceso a derechos de aprovechamiento para los sistemas de agua potable rural, los que constituyen un modelo asociativo de gestión comunitario del Agua y que de esta manera se asegure que el agua potable rural siga en manos de las comunidades.  A su vez se refirió al proyecto de ley que busca regular y dotar de nueva institucionalidad al servicio sanitario rurales, que hoy se encuentra en tramitación en el Congreso.

Por ultimo, Carlos Ciappa, Especialista en derecho de aguas y abogado de cubillos Evans, expreso que “el gran desafío de Chile es lograr en las zonas rurales lo niveles de servicio que hoy tienen las ciudades, las que alcanzan 100% de cobertura de agua potable y saneamiento, para lo cual es fundamental proveer de una debida infraestructura principalmente en el caso de zonas desconcentradas. Asimismo, planteó: “El Derecho Humano al Agua no es un eslogan, sino que tiene un contenido concreto y objetivo que se traduce en la obligación del Estado de Chile de asegurar a todos los chilenos el acceso a agua para el consumo de las personas que sea saludable, cercana y a un precio asequible; quedando en claro que el Derecho Humano al Agua no es acceso gratuito ni para todos los usos. En esta línea las reformas legales deben apuntar a corregir problemas reales y ser acompañadas de la correspondiente dotación de recursos financieros y capacidades institucionales, y no perseguir miradas ideológicas”.

Finalmente, se planteó la posibilidad por los expositores de realizar un nuevo encuentro en que se desarrollen temáticas tan contingentes como las planteadas en el evento realizado.

A continuación se adjuntan imágenes del evento:

El día de hoy, Nuestro Presidente Felipe Tapia, dio una entrevista a CNN en virtud del seminario que Newenko está co-organizando con la Universidad mayor.  El cual, se realizará este 11 de agosto en el Campus Manuel Montt de dicha institución, aquí se generará un debate en torno al acceso igualitario, mejoras en la tramitación o fiscalización y el impacto en la comunidad.unnamed

El seminario abordará la reforma al Código de Agua que por estos días se encuentra tramitando el Congreso y que, entre otros aspectos, busca dar prioridad al consumo humano del agua por sobre el uso productivo, en línea con el compromiso asumido por Chile con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de asegurar el acceso al agua potable y al saneamiento para todos.

Por otro lado, también se expondrá el contenido del Plan Nacional de Acción de Empresas y Derechos Humanos que el Gobierno -con la participación del empresariado y la sociedad civil- se encuentra trabajando para dar un tratamiento nacional los Principios Rectores sobre la materia, adoptados por la ONU en 2011.

Por tanto, hacemos nuevamente  extensiva la invitación a este seminario internacional a todos aquellos que estén interesados en el tema, cuyo objetivo es potenciar y dar a conocer la relación entre dos áreas tan potentes como son el agua y la minería. 

 Entrada liberada. Inscripciones en: centroroam@umayor.cl

Ademas, adjuntamos el video de la entrevista , el cual se encuentra publicado en nuestro facebook y agradecemos a CNN por el espacio brindado.

57a3693e210a5

Nuestro presidente, Felipe Tapia, realizó una columna para el portal minero, en relación con  la temática que se desarrollará en el seminario sobre “Agua y Minería: Derechos, Conflictos, Desafíos y Nuevos Enfoques”, el cual se llevará a cabo el próximo jueves 11 de agosto y será organizado en conjunto por el Centro de Energía, Medio ambiente y Ordenamiento Territorial (ROAM) y nuestra Fundación Newenko, a continuación se adjunta la columna de opinión.

El agua es un bien en disputa. Por una parte, es un recurso natural fundamental para el desarrollo de actividades extractivas; como la minería. Pero también es un elemento vital para las comunidades próximas al área de concesión que requieren agua para consumo, uso doméstico, actividades de riego y el equilibrio ecosistémico de sus territorios. El agua no es un bien infinito, sino más bien cada vez más escaso, por tanto su aprovechamiento es generador de una serie de conflictos entre la minería y las comunidades; sobre todo teniendo presente que la actividad minera está concentrada en el norte de Chile, macrozona con severos problemas de escasez.

Hasta hace un tiempo dicha disputa no era un tema a considerar seriamente por los proponentes de proyectos mineros; los instrumentos regulatorios amparan y prefieren el uso del agua si es que este tiene la concesión minera y  los derechos de aprovechamiento de aguas respectivos. Dicho aspecto, a la larga, se tradujo en una alta permisividad hacia industria minera, pasividad estatal en fiscalizar y en una serie de daños ambientales que conllevan, hasta hoy, duras consecuencias sociales y ambientales en las comunidades próximas, en donde la carencia de agua ha sido un factor gravitante.

Desde una óptica de gestión del agua, el problema ha sido agravado por la legislación de aguas vigente. El Código de Aguas de 1981 permite la constitución de derechos de aprovechamiento de aguas, de carácter gratuitos, permanentes, sin causales de caducidad por no utilización (sólo existe el pago de una patente por no uso del derecho desde el año 2005, con la dictación de la Ley N° 20.017) y garantizados constitucionalmente al entenderse como parte del derecho de propiedad de toda persona. Idea culminante de lo anterior es la inexistencia de una prelación de uso del agua, que reconozcan una prioridad de constitución para el consumo humano y doméstico del agua; existiendo para lo anterior un mecanismo de remate de las aguas, en el caso que existan dos o más interesados por constituir derechos sobre las mismas aguas, que será adjudicado al mejor postor.
Agua-y-Minería-Transnacional-3
En materia minera, en específico, la ventaja regulatoria  se ha visto incrementada por
disposiciones como la de las aguas del minero (artículo 56, inciso 2 Código de Aguas, artículo 110 Código de Minería) que concede, por el solo ministerio de la ley, el derecho de aprovechamiento sobre aguas halladas en las labores de la concesión, mientras que tales aguas sean necesarias para los trabajos de exploración, de explotación y de la concesión.

El problema práctico que trae la presente disposición es que no existe una obligación de informar a la autoridad, sobre la cantidad de agua aprovechada, la ubicación del acuífero o si dicho alumbramiento genera perjuicios a terceros; por tanto, no se manejan datos públicos fiables que permitan monitorear la cantidad de agua utilizada por la minería, más que los entregados o publicados por las propias empresas por concepto de responsabilidad social empresarial, ni tampoco si se han generado daños, directos o indirectos, en alguna cuenca, acuífero o territorio determinado a causa del aprovechamiento del agua.

Ante la escasez del vital elemento, el escenario descrito ha generado una serie de conflictos socioambientales, que tienen como centro de las demandas el agua y sus usos. La legislación nacional, las políticas impetradas en la materia y las negociaciones de las empresas con los afectados, han sido insuficientes para dar respuestas adecuadas a dichos conflictos. Sin embargo una serie de temas derivados de la sustentabilidad, la participación de las comunidades en la toma de decisiones o la responsabilidad de las empresas en materias de derechos humanos, han comenzado a cobrar relevancia desde el derecho y la política internacional, surgidas desde las demandas colectivas nacidas desde los territorios.

Estos temas tienen como centro común un enfoque de gestión del agua en base a derechos, en dónde se reconozca que el acceso al agua y al saneamiento como un derecho humano  crucial para el libre ejercicio de otros indispensables, como el derecho a la vida, a la salud o a la vivienda; tal como lo reconoció la Asamblea General de la ONU en el año 2010. Para ello también es fundamental crear mecanismos de participación efectivos, que sean armónicos con los preceptos reconocidos en el convenio 169 de la OIT y en otros instrumentos internacionales relevantes en materia de transparencia, participación y rendición de cuentas. Ello con el fin de l
ograr una gobernanza del agua que proteja fuentes de abastecimiento indispensables para el desarrollo de la vida y los territorios; asunto que en nuestro país cobra enorme vigencia a propósito de tres proyectos de ley que se discuten en el Congreso: la reforma al Código de Aguas (Boletín N° 7543-12), la regulación de los Servicios Sanitarios Rurales (Boletín N°6252-09) y la Ley de Protección de Glaciares (9364-12).

Para reflexionar sobre estos temas, es que el 11 de agosto del presente año la Universidad Mayor, en colaboración con Fundación Newenko, están organizando el Seminario Internacional “Agua y Minería: Derechos, Conflictos, Desafíos y Nuevos Enfoques”. La instancia busca ser reflexionar sobre cómo trabajar la relación entre la minería y las comunidades, teniendo como aspecto relevante los derechos humanos, la participación y el acceso al agua. Para ello se contará con la participación de  los expertos internacionales: Pablo Ricardo Abdo, abogado defensor de comunidades y experto en derechos humanos y Mourik Bueno de Mesquita, Ingeniero Agrícola y asesor internacional en gestión comunitaria del agua. A ellos se sumaran una serie de panelistas nacionales que, desde ópticas académicas, públicas, privadas y comunitarias, reflexionarán sobre el tema convocado.

Fuente: Portal Minero
Link : http://www.portalminero.com/pages/viewpage.action?pageId=112927975

Este miércoles, el proyecto de Reforma Constitucional al Código de Aguas se presentará  en la Sala del Senado. En la Confederación de la Producción y del Comercio, CPC, creen que la propuesta tiene una “intencionalidad expropiatoria” porque no se justificaría una restricción de treinta años al otorgamiento de estos derechos, como se plantea en el proyecto.

Escasez-de-Agua-02Este miércoles se revisará en la Sala del Senado la Reforma Constitucional al Código de Aguas que busca modificar el régimen jurídico sobre la propiedad de los derechos de aprovechamiento de aguas.

El texto, aprobado por la comisión especial de Recursos Hídricos del Senado, indica que el agua, en cualquiera de sus estados, es un bien de uso público y, por lo tanto, todo lo que se haya construido y reconocido a partir de su aprovechamiento responden a bienes de utilidad pública.

Además, la propuesta precisa que las concesiones que se reconozcan a particulares serán temporales, limitados hasta por 30 años, y se circunscribirán para fines específicos sujetos al pago de patentes o tasas.

Estos puntos han generado preocupación en la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) quienes acusan una de “intencionalidad expropiatoria” a los parlamentarios que aprobaron este proyecto en la comisión.

Si bien desde el sector empresarial reconocen argumentos técnicos consistentes que justificarían modificaciones a esta normativa, sostuvieron que “la garantía del derecho de propiedad ha sido fundamental para que las distintas actividades productivas y el impulso de inversiones económicamente viables y ambientalmente sustentables se desarrollen”. Por lo mismo, rechazaron un cambio al estatuto constitucional que sólo debiese considerar primordial el agua para el consumo humano y luego para las actividades productivas.

Para la senadora del PPD y una de las autoras de este proyecto, Adriana Muñoz, estos planteamientos evidencian presiones desde el sector que, a su juicio, no ha querido debatir sobre la democratización real de los derechos de agua en el país.

“Hay mucha presión desde la CPC y muchos sectores económicos que realmente creen que esta propuesta les va a quitar la propiedad que ya tienen sobre el agua. Aquí el debate es que los derechos que quedan no se concentren en más privados. Un bien que es esencial para la vida humana sigue teniendo un carácter economicista y productivista (…) 90 mil personas en Chile viven por el agua que reparte un camión aljibe”, señaló.

Por su parte, la vocera del Movimiento Social por la Recuperación y Defensa del Agua de la macrozona centro, Francisca Fernández, sostuvo que se requiere la derogación de este Código de Aguas y no una simple modificación como la que se tramita en el Congreso.

“Desde la perspectiva de la CPC se está favoreciendo la lógica de la productividad y la racionalidad del agua como recurso. Esto tiene que ver con el criterio de uso de aguas que son absolutamente distintos a la gestión comunitaria y al otorgamiento de derechos a las comunidades”, sostuvo.

Mientras, el abogado Felipe Tapia, integrante de la Fundación Newenko, una organización
que promueve la gestión y acceso de comunidades a los derechos de agua, explicó las modificaciones que implementaría esta Reforma en cuanto al derecho privado y público.

“Lo que busca la Reforma es que a los derechos que quedan por otorgarse ya no sean perpetuos, es decir que nadie sea dueño de su derecho. Por lo mismo, se va a cambiar la categoría de dueño a titular del derecho de agua”, explicó.

Al momento de ingresar esta propuesta de Reforma Constitucional al Senado, las autoras del proyecto aseguraron que resulta una inconsistencia que el Estado siga legitimando un modelo de propiedad privada sobre el agua, aprobado en agosto de 1981, durante la dictadura militar.

En cuanto al curso de esta Reforma, una vez votada en general en la Sala, debe ser revisada por la Comisión de Constitución del Senado.

FUENTE: Radio Universidad De Chile.
LINK: http://radio.uchile.cl/2016/08/02/advierten-intencionalidad-expropiatoria-en-reforma-al-codigo-de-aguas/